Connect with us

Hi, what are you looking for?

Urban Roosters

Cultura

5 COSAS QUE APRENDIMOS DEL NUEVO DOCUMENTAL DE NETFLIX: “BIGGIE: I GOT A STORY TO TELL”

A estas alturas, la mayoría de los fans del hip hop sabemos la biografía general de Notorious B.I.G: el joven buscavidas de Brooklyn que encuentra el éxito como estrella del rap de los 90, alcanza alturas insondables de fama, sobrevive a su enfrentamiento con otra superestrella del rap y finalmente muere abatido a sangre fría a una edad demasiado temprana. 

Por eso Netflix prometió ir más profundo en el flamante “Biggie: I Got A Story To Tell”, un nuevo documental ya disponible en la plataforma de streaming, que cuenta la historia previa al disco debut del ícono, Ready To Die, con testimonios de su familia y sus allegados.

Construido a partir de imágenes inéditas filmadas por el amigo cercano de Biggie, Damion «D-Roc» Butler, y entrevistas con sus seres queridos, incluida su madre, Voletta Wallace; los amigos Suif “Gutta” Jackson y Hubert Sam; Junior M.A.F.I.A.; el músico de jazz Donald Harrison y más; “Biggie: I Got a Story to Tell” es una mirada sincera a la vida y la época de un fenómeno del rap que le da un nuevo contexto a sus orígenes. El proyecto también fue producido por un amigo cercano y colaborador de Bad Boy, Sean “Diddy” Combs.

Aquí hay algunos hechos interesantes del documental que incluso sus fanáticos más acérrimos probablemente nunca supieron:

  1. Su verdadero barrio de origen

Puede que Biggie haya representado a Brooklyn en su totalidad, pero siempre es sinónimo de la sección Bedford-Stuyvesant, uno de los vecindarios más notorios y plagados de delincuencia en la ciudad de Nueva York. Sin embargo, aunque Biggie frecuentaba esa zona durante su adolescencia y edad adulta, en realidad se crió en Clinton Hill, un barrio de clase trabajadora que limita con Stuy y que era infame por derecho propio. St. James Place, la cuadra en la que creció Biggie, puede haber estado a pocas cuadras de las calles en las que finalmente saltó a la fama, pero en su juventud, Clinton Hill y Bed-Stuy parecían estar a mundos de distancia en sus ojos. 

  1. Las raíces de su familia en Jamaica

La cultura caribeña está incrustada en el hip hop, desde el arte hasta las figuras que lo componen, con The Notorious B.I.G. estar entre los artistas de rap más condecorados de todos los tiempos con raíces antillanas. A pesar de haber nacido en Brooklyn poco después de su llegada a Estados Unidos, la madre de Biggie, una inmigrante jamaiquina, hizo un esfuerzo por mantenerlo en sintonía con la cultura de su tierra natal. Realizando viajes anuales a Jamaica durante el verano durante su infancia, Biggie se empapó del estilo de vida y el ambiente de la isla, donde asistió a jams y conciertos locales con su tío, Dave Wallace, una de sus primeras influencias como músico y creativo.

 

  1. Su amor por la música country

El hip hop jugó un papel destacado en la configuración de la identidad de The Notorious B.I.G., pero sus intereses se extendieron gracias a los sonidos que se escuchaban en su casa. Amante de las baladas y del country westerns, el gusto musical de Violetta estaba en marcado contraste con lo que uno puede esperar de la madre de uno de los mejores artistas de rap, pero contagió a su hijo, quien una vez admitió no poder conciliar el sueño sin escuchar música country.

  1. Su rapero favorito

Biggie suele aparecer en muchas de las listas personales de los raperos a la hora de elegir su propio rapero favorito, y siempre nos preguntamos que contestaría él si estuviera vivo.  Durante el documental, su amigo cercano Suif «Gutta» Jackson revela que el artista de rap favorito de The Notorious B.I.G. era su compañero de Brooklyn Big Daddy Kane.

  1. Los primeros álbumes de rap que compró

Al llegar a la mayoría de edad justo cuando el hip hop florecía como cultura, The Notorious B.I.G. era un ávido fanático del rap. Si bien la madre de Biggie estaba lejos de ser muy versada en rap, sin darse cuenta desempeñó un papel fundamental en fomentar su amor por el género con la compra de los álbumes debut de Run D.M.C. y The Fat Boys en 1984. Estas cintas fueron los dos primeros álbumes de rap de su discoteca personal y sin dudas marcaron una notable influencia en su carrera. 

“Biggie: I Got A Story To Tell” ya se puede ver en Netflix. 

Más artículos

Cultura

Cada vez existen más medios y facilidades a la disposición para hacer música de manera digital. En el ámbito del hip-hop, las nuevas generaciones...

Música

Cuando 50 Cent editó Get Rich or Die Tryin’ en febrero de 2003 se convirtió en una de las estrellas más grandes del rap....

Música

Hoy, 26 de marzo, se cumplen 26 años del fallecimiento del rapero Eazy-E, apodado como el padrino del gangsta rap. Eazy-E. Eric Lynn Wright...

Noticias

Las personas más criticadas en el mundo del freestyle son aquellas a las que llaman fekas. Suele ser alguien que no presenta coherencias entre...

UrbanRoosters © 2020

A %d blogueros les gusta esto: